Para leer En Un Soplo Profundo en una plantilla adecuada a la pantalla de tu teléfono móvil ingresá a http://enunsoploprofundo.blogspot.com/?m=1

domingo, 28 de junio de 2009

Indicaciones sobre las pasiones (Y los estados de naturaleza)

Jamás hay que reencarnar fantasmas en la imaginación. En el caso de que ya los hubiere, es mejor no querer esconderlos debajo de ninguna alfombra, ni colchón. No hay que pisotear las pasiones viejas queriendo apagarlas. Sino, que es conveniente, no prestarles atención, dejando que se esfumen los fantasmas y así se terminen consumiendo solitas. En ningún caso, debemos encender la mecha de la tentación por la prohibición. De no seguir estas indicaciones, la pesadilla más temida puede hacerse realidad, reavivándose con más fuerza el fuego de aquella pasión, a penas lo hemos perdido de vista. Porque una mujer no puede romper con ningún estado de naturaleza, por más contrato social que quiera imponer. ¿Y un hombre? Tampoco.

4 comentarios:

wani dijo...

me pasé, releí y firme. cuidate y estate bieN!

Edu dijo...

Gacias por las indicaciones.

Beso

Carlosdu dijo...

Hola Sabrina, que cosas sencillas pero ciertas dices de esos fantasmas mortales.
En agosto visitare Buenos Aires para el congreso de la ALAS, supongo que estás enterada del congreso de sociólogos.
Estaría muy bien contactarte para que me platiques algunas opciones de la ciudad, como hospedaje y lugares, espero que haya posibilidad.
Saludos y un abrazo.

Anónimo dijo...

Las pasiones, solitas, encienden las mechas, aunque uno no quiera, xq es por eso que son pasiones.Y, yo creo que, si ellas no nos encendieran, permaneceríamos apagados. Esto es, en plena oscuridad.
CP