Para leer En Un Soplo Profundo en una plantilla adecuada a la pantalla de tu teléfono móvil ingresá a http://enunsoploprofundo.blogspot.com/?m=1

domingo, 2 de octubre de 2011

punto de fuga


estrecha mi cintura se mueve ágilmente
huyendo tras una melodía
cortando el aire que falta entre los cuerpos
dibujando un pasadizo
entre lo que existe y lo que no
buscando un roce
encontrándose a sí misma
siendo más que un perímetro, un diámetro
el contorno de un deseo
una utopía que vuela junto al viento
ya no es el aire entre los cuerpos
respira libertad
una bocanada de destino incierto
una insignia en el abdomen
marcada con fuego
cuando aún rondaba la inocencia
y el huracán del tiempo no había pasado
nada vuelve, todo se queda
un punto de fuga sin retorno

6 comentarios:

Anónimo dijo...

(...)"la utopía... sirve para caminar." ??? me pregunto yo. Como esa frase de Galeano q dice q cuando uno camina un paso la utopía se aleja dos.
De todos modos, me alegro q se respire libertad y q esa bocanada de destino incierto sea expulsada y que esa libertad tenga q ver con escribir un destino uno mismo.
Todos los cuerpos quieren tomar aire, pero hay para todos che! no se peleen!, ja.
Es q yo siempre interpreto la poesía con doble sentido. Tengo la mente podrida y no hay remedio. Peeeeero, me gustó mucho.
c.p.

Carmen Troncoso dijo...

Este poema esta muy lindo, me gusto su movimiento ondulante, un abrazo desde Chile,

Anónimo dijo...

Leí algo q escribiste sobre la permanencia de los afectos. Como vos decís: nada vuelve, pero los afectos quedan.
Esa cintura q cuando se mueve a todos nos mueve y nos quita el aliento, q se siga moviendo.
El huracán es tu poesía q arrastra con todo a su paso. Y no sé q es un punto de fuga, pero sé q una "fuga" a punto es riquísima, como tus letras.

Anónimo dijo...

Olvidé firmar. Estoy leyendo lo q escribiste antes q es un montón (dos libros x lo menos) así que tengo para entretenerme. CP

SABRINA FISCHBERG dijo...

Muchas gracias Cristian! Tus palabras despiertan al espiritu de escritora dormido, a causa de mi ser sociológico.
Que el fin del mundo nos encuentre leyendo, no?
Un beso grande.

Anónimo dijo...

Si, que el fin del mundo nos encuentre llenos de vida, como tus poesías y tu ser.
CP