Para leer En Un Soplo Profundo en una plantilla adecuada a la pantalla de tu teléfono móvil ingresá a http://enunsoploprofundo.blogspot.com/?m=1

viernes, 7 de enero de 2011

La solidez de la indiferencia

Observaba la roca sólida de orgullo, filosa como una palabra de sus labios. La misma dureza que en su pecho dolorido, los mismos tonos grises del techo de una habitación triste recién pintada de encierro. Sus manos tallaron la piedra hasta desangrarse, hasta dejar figuras incógnitas resistentes a la erosión. Marcas perdurables en un tiempo invisible. Así quería grabarse ella, en la parte más oculta de aquel hombre que la observaba indiferente. La veía desvanecerse, golpearse contra las peligrosas puntas que la paciencia no supo limar. No la socorrió. Más bien la dejó yaciendo junto a la roca tallada, lo único que la memoria del hombre no podría borrar.

2 comentarios:

blasblog dijo...

el arte necesita la transmiciòn de humores y fluidos del artista en la materia;
bonita entrada, bonito el nuevo modelo del Blog.
un saludo y felicidades
Blas

Anónimo dijo...

Hay gente dura como una piedra y no me refiero a Mano de piedra Duran, ni a Calamaro, ni a Duran Duran, ja, sino al orgullo y a la terquedad que a veces se apoderan de uno y lo hacen a uno duro como un Bruce Willis o un Steven Segal o un Patrick Swayze, pero no en Ghost,ja. Yo no tengo nada profundo para decir nunca, pero por suerte para eso están los poetas que demás todo lo embellecen. Un abrazo.
Cp.