Para leer En Un Soplo Profundo en una plantilla adecuada a la pantalla de tu teléfono móvil ingresá a http://enunsoploprofundo.blogspot.com/?m=1

domingo, 10 de octubre de 2010

Y esto no es conformismo, es realidad

“Yo no quiero un amor civilizado”J. Sabina

Yo quiero un amor idílico.
Si no puede ser idílico, quiero que sea de película.
Si los amores de película no existen, que sea como en los cuentos de hadas.
Si tampoco existen, entonces quiero un amor de telenovela.
Si no es de telenovela, que sea uno escrito por mí.
Si la pluma no me alcanza, quiero un amor fantástico.
Si la fantasía ya pasó de moda, mejor que sea soñado.
Si los sueños sólo sueños son, entonces quiero un amor poético.
Y sino, aunque sea un amor espontáneo, que llegue sin avisar.
Pero que me quiera ahora, cuando lo quiero yo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Te confieso que yo también le tengo un poco de miedo al amor civilizado. Ja.
Lo que uno quiere es un amor escrito por dos, que sin ser una Divina Comedia tampoco sea una tragedia como Romeo y Julieta. Ja.
Es cierto lo que decís, eso que conocemos como amor llega sin avisar. Y creo que cuando llegue la pluma, sin duda, te va a alcanzar.
Además yo quiero un amor que sea como las mil y una noches, y que dure setenta veces siete y más.
Este idilio ha sido realmente de película. Ja.
Un abrazo. Cristian.

Anónimo dijo...

Hola, soy yo otra vez. Creo que recién ahora entiendo lo que escribiste. Lo bueno dura poco. Saludos.

SABRINA FISCHBERG dijo...

¿Qué querés decir con que lo bueno dura poco en este caso?

No entendí...

Besos!

Anónimo dijo...

Que lo que escribiste estaba bueno! ja. Espero que no te moleste esto:


Cuando lo quiero yo. Pero que me quiera ahora. Que llegue sin avisar. Y sino, aunque sea un amor espontáneo,entonces quiero un amor poético. Si los sueños sólo sueños son, mejor que sea soñado.
Si la fantasía ya pasó de moda, quiero un amor fantástico.
Si la pluma no me alcanza, que sea uno escrito por mí. Si no es de telenovela, entonces quiero un amor de telenovela. Si tampoco existen, que sea como en los cuentos de hadas. Si los amores de película no existen, quiero que sea de película. Si no puede ser idílico, Yo quiero un amor idílico.

Saludos.

Anónimo dijo...

Muy lindo todo el poema, la gradación que hacés paso a paso y la contradicción al final entre el espontaneísmo y que sea cuando vos lo querés...
Te pregunto, ¿a qué apuntás con esa contradicción? Yo sé que la idea es que cada uno interprete lo que le sale, pero me da curiosidad qué quisiste decir. Para que sea justo te digo qué interpreté yo (con la condición que dp me cuentes cuál fue el sentido que vos le diste)
¿Te referís a que a pesar de que es necesaria una excusa medio mágica para creer en el amor (películas, fantasías, cuentos de hadas), atrás de eso simplemente hay una persona con necesidades emocionales, y, entonces, el amor no puede existir si no es "armado" previamente por alguien?
Gracias

Anónimo dijo...

Yo interpreté que lo que uno quiere a veces excede lo que uno realmente necesita. Y digo uno, pero podrìa ser dos o tres... Ja!

C.P.

Fede dijo...

Me gustaría saber la interpretación de la autora. Muchas gracias C.P. por tu respuesta!!