Para leer En Un Soplo Profundo en una plantilla adecuada a la pantalla de tu teléfono móvil ingresá a http://enunsoploprofundo.blogspot.com/?m=1

viernes, 4 de septiembre de 2009

Julia se va - se queda


A penas le regalaron ese llavero, supo para qué lo usaría. Julia quería lucirlo orgullosa, cuando la acompañasen a la puerta de su casa. Jugar con él entre sus manos, mientras la despidan, en esa dialéctica del me voy – me quedo.

Una noche la besaron absorbentemente, luego de haber pasado largo rato charlando en forma amena. Venía sabiendo dulce e interesante. Hasta que recordó la última historia que nació de un beso tan compatible. Y bastó ese instante, para que el interés se le disuelva.

Así fue como Julia descubrió que se había vuelto una mujer escurridiza. Que ya no esperaba. Que ya no buscaba más que lucir su llavero orgullosa, cuando la acompañen a la puerta de su casa.

7 comentarios:

florencia dijo...

Muy lindo y cierto realmente, a quién de nosotras no nos ha pasado alguna vez, sentir que estas pasandola realmente muy bien y que no podes crrer la conexión que hay con esa persona en ese mismo instante y de golpe recordar, sin quererlo, cómo fue que terminó todo la última vez que sucedió algo así... el amor, el amor... besotes Sa!

Amorexia. dijo...

Julia en sus días trascendentales pensará sobre esto o tan solo se deja llevar?

Deshora.

ericram dijo...

Hay historias de amor que nos marcan para toda la vida.

Saludos.

Polux dijo...

lloraría. esasmujeres que se van entre los dedos...a veces no reconocemos cual es de qué tipo... es el dulce de sus dedos o es el fuego lo quelas lleva a decir todo eso...


vamos a dejar la tierra sin orden.


lindo.


un saludo

Evange dijo...

Hay una frase que este escrito me hizo recordar:

"No amar por miedo al fracaso es como suicidarse por miedo a morir".


Besote!!

Anónimo dijo...

Si Julia se va, yo me hiría con ella, si me cierra la puerta en la cara, pero que sea adentro y para que no me valla. Y, ni hablar, si ella cierra la puerta con llave y me deja afuera buscaría otra forma de entrar, hasta me disfrazaría de Papá Noel o mejor de Reno, ya que tengo los cuernos, o de Mary popins y el deshollinador o de lo que fuere para entrar por la chimenea o por donde sea. No está claro que Julia también tiene mis llaves.

Anónimo dijo...

Arriba comenté yo, pero olvidé firmar. CP
Pd: q Julia me devuelva las llaves! ja.