Para leer En Un Soplo Profundo en una plantilla adecuada a la pantalla de tu teléfono móvil ingresá a http://enunsoploprofundo.blogspot.com/?m=1

viernes, 10 de julio de 2009

Color blanco imposible

Hoy tan cansada de la rutina, de las preocupaciones reales e inventadas. Tan cansada de provocar problemas a causa de mis pensamientos escurridizos e incesantes (rebuscados), he tomado una gran decisión inédita: Dejar de pensar. Pensar en nada. Y yo, la más imposibilitada de todas para blanquear mi mente por un rato, voy a lograrlo. Seguiré los pasos precisos hasta conseguir lo que ya ha dejado de ser imposible.

El primer paso será vaciar mi habitación, hasta de mi hermano enfermo de anginas. No deben quedar rastros, ni recuerdos. La pintaré de blanco, toda, incluso el suelo.

Próximo paso, tomaré una ducha y, por cada gota que caiga, un pensamiento se me irá por la rejilla. Al terminar, recolectaré todos los rollos de papel higiénico que encuentre. Me enrollaré todo el cuerpo, cual momia en el antiguo Egipto, pero manteniendo cierta movilidad.

Por último, vuelvo a mi habitación, abro la ventana y me desparramo por el piso hasta camuflarme con sus paredes, hasta ser las dos tan inexistentes, vacías y blancas como insulsas palomas en una plaza abandonada.

Todo está listo y se siente encantador. Trato de recordar algo, pero no quedan recuerdos en mí. Sólo creo escuchar una voz llamándome por un nombre que no logro distinguir. No pienso nada. No soy nada. Sólo un cuerpo exagerado de sentidos, levitando, saliendo por la ventana, comenzando a contemplar: árboles verdes claros, frutos rojos brillantes, margaritas amarillas, el cielo tan celeste y mi mente… Blanca. Blanca por un rato.

14 comentarios:

Poeta Errante dijo...

Jaja,Sabri, qué bizarro. Creo que muchas veces deseamos convertirnos en eso, intentar pensar en nada...pero es tan jodido.
Sí, vivo en Buenos Aires hace rato.
Que estés bien, querida.
Besotones!

blasblog dijo...

seguramente el blanco "momia" confiere un aire despreocupado, tal vez un poco seco...
seguramente la piràmide blanca es un optimo sitio para la meditaciòn y la calma, hasta que nuestras cèlulas cerebrales y corporales empiecen de nuevo a transudar humores como gotas y como pensamientos.
muy bonito el post
saludos
Blas

Anónimo dijo...

Sabri
Es muy lindo todo lo que escribis.
Es muy dificil ,tener la mente en blanco,pero en algunos momentos hay que intenterlo
Te quiero mucho !!

Carlosdu dijo...

La solución idónea es desconectarse del mundo. Dejarlo pasar, mirarlo pasar sin embarrarse de la muchedumbre y lo mundano.

Miss. Idiot ♠ dijo...

Una mente en blanco,despejar¿ un cambio, borrón y cuenta nueva?

No es malo... Y si en ves de dejar todo blanco...¿Cómo será todo negro?. No necesriamente es lo blanco, el despejar...

Interesante texto ...

Saludos

Polux dijo...

ponerse en blanco es renunciar a la duda.

sin duda no existe un mundo, no existe nada... que bello es el blanco...


un saludo :)

Eduardo dijo...

"Saludos fraternos"
...............
..............
.............
............
...........
..........
.........
........
.......
......
.....
....
...
..
.

Juan dijo...

Sabrina

Excelente ejercicio. Si dejas de pensar, o por lo menos lo intentas, te quitas un peso de encima. Sólo entonces comprobarás la gran levedad de tu ser.

Un abrazo.

Juan Antonio

Dolores Eidán dijo...

Encontraste tu fórmula.
A buscar la mía.

Un abrazo Sabri.

g. dijo...

Bueno texto.

Elegir el blanco para eso es siempre lo correcto. Texto utopico, en cierto sentido; el llegar a no pensar en nada (tenemos también el gran problema de que es la nada, de sin pensamos en nada estamos pensando en algo, y toda esa situación quizá anecdotica en ese punto).

Bueno, eso, y saludos, màs que nada.

SABRINA FISCHBERG dijo...

G, la consigna para escribir fue hacerlo sobre lo imposible.
Por eso. Jaja
Besotones!

Anónimo dijo...

probablemente somos muchos los que en distintas ocasiones anhelamos dejar en blanco todo y volver a comenzar

aunque siempre haya recuerdos y personas que quisieramos que perduren en el tiempo
felices 24 inviernos!

yae

Edu dijo...

Quiero un olvido así.

Un beso

Anónimo dijo...

Mas q momia Cleopatra. Más q paloma buho. Y al final del poema, esto es broma, se me ocurrió q no estaría mal: ARGENTINA ARGENTINA!ja

Yo, vivo en blanco. O en negro, no sé, justamente debe ser por esto. Ni siquiera sé si no se nada.

Es verdad!
Cuando veo al cielo, hay algo de vos.

CP