Para leer En Un Soplo Profundo en una plantilla adecuada a la pantalla de tu teléfono móvil ingresá a http://enunsoploprofundo.blogspot.com/?m=1

miércoles, 7 de mayo de 2008

Interminable

(Los colmos de los desorbitados)

Quien pueda (quiera) dejar de buscar(te). Es que mi impulso quiere escaparse a absorberte sin comerte. Pararía el curso de mis acciones en el instante en que me necesites para escaparme a correr juntos por los bosques. Por nadie (más que por vos) renunciaría a mí, si estando con vos soy mas yo. Al igual que las afinidades electivas, pero sin opuestos. No tienen opuestos estos cuentos, de los bosquejos, de los bocetos, de los colmos de los desorbitados por amores bastardeados, olvidados, engañados, con errores jamás perdonados.

Cuando quieras, cuando puedas, cuando vivas, cuando rías, cuando llores, cuando mates. Cuando bebas, cuando ganes, cuando pierdas, cuando saltes, cuando bailes, cuando gires, cuando te escarches. Mientras sudes, mientras duermas, mientras beses, mientras cantes. Mientras susurres, mientras grites, mientras tengas amantes. Al levantarte, al acostarte, al cepillarte los dientes, al bañarte, al peinarte, al afeitarte. En el desayuno, en el almuerzo, en la merienda, en la cena (el postre siempre es de chocolate). En cada instante, la personita te va a estar esperando.

Sabes cómo, porque tenés el modo (no te tiembla el codo), para sacarme del lodo en brazos de un loco croto, que ahora aprieta solo el pomo, como si fuera poco, como si lo hubiera dejado tan roto, descocido el poncho, que ya no puede ser así de loco, croto y roto, pero conmigo. (Ni siquiera un poco).

Es interminable, este sentir inflamable, que convoca, que acongoja, que me explota. Siempre bailando en mi pista circular, diciéndome “no va más”, mientras mis pies no quieren (pueden) parar de pisotear, saltar, caminar. Es tener dos citas a la semana (sin citarnos) con quien más me enciende el alma, me mata, me aplasta, me ilusiona, con su sonrisa, con su palabra, con su ausencia, con su distancia, con nuestras complicidades, con nuestros códigos infinitos, con mi desolación, con su superación, con todo lo que hace, con todo lo que es. Porque lo es todo y eso es inagotablemente irreversible. Interminable.

1 comentario:

Anónimo dijo...

holaa sa!!!! ayyy saa, q hermosass son tuss palabras y cuan ciertoo.Si supierass todo lo q te adoroo, cada dia un poquitoo mass!!! Me haces tan biennn!!! te adoroooo hasta mas alla del infinitoo!!! Segui escribiendo asii q me hace bienn. jaqui